Como combatir la flacidez

Antes de explicar los diferentes tratamientos que ofrecemos en Clínica Sense para combatir la flacidez, vamos a explicar qué es y qué factores pueden contribuir a su aparición.

¿Qué es la flacidez?

La flacidez es un término que se utiliza para describir la pérdida de firmeza y elasticidad en la piel y los tejidos subyacentes. Se caracteriza por un aspecto laxo, suelto o colgante de la piel que puede manifestarse tanto en la cara como en el cuerpo. El rostro, el cuello, los brazos, el abdomen, los glúteos y las piernas son algunas de las zonas más comunes donde se puede notar la falta de firmeza en la piel.

Factores que contribuyen a la flacidez

Algunas personas tienen una predisposición genética a la flacidez, lo que significa que pueden experimentar una mayor laxitud en la piel desde edades tempranas. En estos casos también es importante la aceptación y aprender a valorar y apreciar nuestro cuerpo tal como es.

Sin embargo, hay otros factores que pueden contribuir a su aparición:

  • Envejecimiento: Con el paso del tiempo, la producción de colágeno y elastina en la piel disminuye, lo que puede llevar a la flacidez facial y corporal
  • Pérdida de peso: Una pérdida de peso significativa puede dejar la piel flácida, especialmente si se produce de manera rápida.
  • Exposición al sol: La sobreexposición a los rayos UV puede debilitar las fibras de colágeno y elastina en la piel.
  • Malos hábitos alimenticios: Una dieta poco saludable y carente de nutrientes esenciales puede afectar la calidad de la piel y contribuir a la flacidez.
  • Falta de ejercicio: La falta de actividad física puede contribuir a la pérdida de tono muscular y a la flacidez en diversas áreas del cuerpo.
  • Cambios hormonales: Los cambios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo o la menopausia, pueden afectar la elasticidad de la piel y contribuir a la flacidez.
  • Estrés y falta de sueño: El estrés crónico y la falta de sueño pueden afectar negativamente la salud de la piel y contribuir a la flacidez.

Todos estos factores pueden llevar a una disminución en la producción de colágeno y elastina, dos componentes clave para mantener la piel firme y elástica y cuantos más se combinen a la vez más difícil será combatir la flacidez.

En cualquier caso, aunque el estilo de vida y la genética juegan un papel importante, no debemos olvidar que existen tratamientos y opciones disponibles para ayudar a combatir la flacidez y mejorar la firmeza de la piel.

Tratamientos para combatir la flacidez

RADIOFRECUENCIA (Facial y corporal)

Uno de los tratamientos más eficaces para combatir la flacidez es la radiofrecuencia, tanto facial como corporal. Este procedimiento utiliza energía de radiofrecuencia para estimular la producción de colágeno y elastina en la piel, lo que conduce a una mayor firmeza y tensión. La radiofrecuencia es un tratamiento no invasivo y seguro que puede ser utilizado en diferentes áreas del cuerpo, como el abdomen, los brazos, las piernas y el rostro.

CARBOXITERAPIA (Corporal)

Este procedimiento no quirúrgico consiste en la inyección de CO2 médico en el tejido subcutáneo gracias a una fina aguja y a la pistola mct injector. Esto estimula la circulación sanguínea y la producción de colágeno, ayudando a combatir la flacidez, especialmente en áreas como los muslos, los glúteos y el abdomen.

TRATAMIENTO ESPECÍFICO FIRMEZA (Facial)

En Clínica Sense llevamos a cabo diferentes tratamientos faciales específicos que tienen como objetivo principal mejorar la firmeza de la piel del rostro, cuello y escote.

MEDICINA ESTÉTICA (Facial y corporal)

Para casos de flacidez facial más pronunciada, la medicina estética puede ser una opción a valorar. Nuestra doctora se encarga de evaluar cada caso y asesorar de forma totalmente personalizada el tratamiento más adecuado.

radiofrecuencia facial para combatir la flacidez en rostro, cuello y escote

*En la web, puedes ver todos los tratamientos faciales y corporales que llevamos a cabo en la Clínica.

Un producto para combatir la flacidez

Elixir collagen 360º

Elixir firming es un nutricosmético bebible que ayuda a reafirmar la piel y reducir las arrugas. Actúa en las capas más profundas para nutrir la piel desde el interior. Acción complementaria al uso de la línea firming u otros cosmecéuticos.

Se recomienda tomar una dosis diaria de 1 frasco por la noche, los primeros 6 días de cada mes durante 3 meses. El tratamiento se puede repetir 2 veces al año.


¿Tienes alguna duda? ¿Quieres pedir cita?

Llámanos 📞 96 395 85 20

Estamos en la Plaza Dr.Landete, Ruzafa (Valencia)

→ Síguenos en Instagram